Qué es la liberación del mecanismo respiratorio



Muchas veces se habla en Rebirthing sobre un aspecto específico del ciclo energético, una experiencia que a menudo se vive durante una sesión de respiración consciente conectada. Es lo que llamamos la “liberación del mecanismo respiratorio”.

Cuando la persona empieza a respirar de forma conectada, después de unos minutos un caudal de energía interna comienza a movilizarse dentro de su cuerpo. Esta energía movilizada mediante la respiración es la fuerza que dirige la sesión y realiza una limpieza tanto a nivel físico como a nivel mental. A medida que la persona continua respirando esta energía va tomando fuerza e impulso propio. Se dice que el trabajo del renacedor consiste solamente en guiar la respiración de la persona hasta que su propia energía cobra impulso suficiente como para llevar la sesión por si misma. Lo más importante para llegar a ese punto es la entrega de la persona a su propio proceso. Si esta condición se da y la persona se rinde a su propia respiración, después de unos minutos llegará fácilmente a lo que se define como “liberación del mecanismo de la respiración”. Es decir, la liberación de la respiración de los mecanismos de control de la mente.

Cuando se llega a este punto  la persona puede experimentar a nivel físico la sensación de que el cuerpo responde espontáneamente a la energía o prana movilizado por la respiración. El cuerpo se llena y se vacía como si fuera inflado por un potente fuelle, la respiración se hace muy profunda y poderosa, y al mismo tiempo muy suave y fluida. La mente se aclara y se vacía de pensamientos, la percepción se amplía extraordinariamente y el cuerpo se abre a la energía que circula a través de él. En este momento podemos experimentar lo que significa respirar energía además de aire. Podemos sentir nuestra conexión con la energía o prana en nuestro cuerpo de forma íntima y profunda. El cuerpo se relaja cada vez más y las tensiones internas son liberadas. Los sentidos se abren y la percepción a través del olfato, el oído y el tacto se hace mucho más profunda. Pero la sensación predominante es que no hace falta hacer nada, que todo está siendo hecho para nosotros y que lo único que se precisa es estar relajado y consciente, lo cual tampoco supone ningún esfuerzo. Es la experiencia misma del poder sin esfuerzo.

Si la persona tiene un nivel de entrega alto es frecuente que esta situación se prolongue hasta el final de la sesión de respiración, creando una maravillosa sensación de paz, ligereza, suavidad y fuerza dentro del cuerpo y de la mente. A veces aparecen resistencias a lo largo del proceso, y esto puede hacer que la experiencia de la liberación del mecanismo respiratorio se vea interrumpida y se haga intermitente. Esto es producto de la resistencia de la mente a ceder el control del proceso, lo cual es algo natural dentro del proceso mismo, y sólo se requiere confianza en la respiración volver a retomar la conexión con la energía a nivel profundo.

La liberación del mecanismo respiratorio es la verdadera libertad y poder de nuestra respiración. Realmente no sabemos lo que significa para nosotros la respiración hasta que vivimos esta experiencia.

Este hecho es también lo que permite que la memorias almacenadas en la mente inconsciente y en los tejidos del organismo puedan ser procesadas y liberadas, generando el espacio necesario dentro de la conciencia para que podamos atraer la experiencias que deseamos en nuestra vida, sin autosabotaje ni autolimitación.